martes, 6 de octubre de 2009

Para dónde va la formación docente en México I

El sistema de formación de maestro en México tiene una larga historia , sin embargo, en las últimas tres décadas este sistema ha tenido grandes cambios, comenzando por la reforma de 1984 donde la educación normal comenzó a tener el carácter de licenciatura teniendo como requisito indispensable el nivel bachillerato para los aspirantes; la federalización del sistema y los distintos cambios en planes y programas de estudio que han afectado no sólo los contenidos, sino también otros aspectos esenciales tales como la estructura y el número de años de estudio (Arnaut, 2004).

En el inicio del siglo XXI instancias internacionales como al OCDE y la OIT recomendaron que la educación de maestros debería tener un nivel de educación superior, como medida de mejoramiento de la calidad educativa. En este sentido, Latapi 2003 menciona que la formación docente debe de regirse por los mismos requisitos y prácticas académicas que las demás carreras universitarias; que el estudiante se forme en un ambiente abierto a la interdisciplina, se acostumbre a la crítica y autocrítica, que sus profesores provengan de diversas disciplinas y que haya evaluaciones externas tanto de profesores y alumnos como de los programas y las instituciones a través de una acreditación independiente. Y que incluya práctica de la enseñanza, a través de un “practicum”, bajo la guía de un maestro experimentado (2003:16).

Existen algunos países como Francia y Finlandia donde la preparación docente tiene un nivel mayor, es decir, tiene el grado de Maestría, lo que significa que los maestros tienen una formación universitaria de 3 años ya sea en un área específica, en pedagogía o en educación dentro de las universidades existentes y después una especialización en educación según el nivel al que vayan a acceder como profesores.
Sin embargo, en México, a pesar de la reforma de 1984, fue hasta 2005 que se creo una dirección encargada de la educación normal dentro de Subsecretaria de Educación Superior, la Dirección General de Educación Superior para Profesionales de la Educación.

A partir de 2008 con el Acuerdo por la Calidad de la Educación nuevas reformas llegaron para la formación de docentes y con ella nuevas declaraciones políticas y nuevas interrogantes.
¿Para dónde va la formación docente en México?
¿Cuáles son las mejorías que necesita la educación normal como educación superior para lograr una calidad educativa en la educación básica en México?
¿Será necesario un cambio curricular nuevamente o más bien un cambio de fondo del sistema de formación docente?


(Este es una primera entrega de un análisis sobre la formación docente, proximamente el número II)

No hay comentarios: